Para muchos la noche final del Festival Internacional “Orígenes” representó la síntesis de lo que fue el evento de raíz durante sus cuatro jornadas realizadas desde el 5 al 8 de septiembre, en el Centro de Extensión del Duoc UC: una alta excelencia musical.
Abrió los fuegos la talentosa cantautora chilena Miloska Valero, quién se destacó por su fuerza interpretativa con temas de autoría propia. La macicez de su cantar se evidenció en “La porfiada”, “Se me acaba la paciencia” e “Idilio”, entre otros. En la canción “A desmalezar” mostró su férreo trabajo autoral, inspirada en su vida personal, lejos de los lugares comunes.
El programa contempló la magistral participación de la tiplista colombiana Cindy Gómez. Una verdadera “maga” de las cuerdas del metal y de las alturas de su Bogotá querida. Gómez, que venía precedida con el primer premio de Jóvenes Talentos de Colombia en 2013, encantó a la audiencia del Centro de Extensión Duoc UC. Su despliegue virtuoso se reconoció en los bambucos y pasillos, ritmos venidos de la música andina colombiana. Fue un lujo escucharla por su excelencia clásica.
La fiesta de las raíces latinoamericanas tuvo a continuación al grupo musical que encabeza la talentosa Emilia Díaz, fiel representante de las nuevas generaciones y de la movida musical del sur chileno, de Puerto Montt, Castro y Osorno. La Banda de Díaz trajo los colores de la música chilena en la cadencia del jazz en “Chacay” y en la cueca “La que suspira”, en los modales de la música moderna. La obra propia de Emilia Díaz y su versión de “Soy pan, soy paz, soy más” de Piero, entusiasmaron en palmas a la audiencia porteña.
El fin de fiesta estuvo a cargo del Ensamble de Luis Mery Castro, representando lo que había sido la fiesta musical de Valparaíso durante esta primera semana de septiembre: fusión musical, creación propia y excelencia interpretativa. El conjunto de talentosos músicos venidos de la Región de Coquimbo cautivo al público asistente en su diálogo de instrumentos tradicionales como el charango junto a un bajo eléctrico, o la guitarra con la flauta traversa. Impactaron los temas dedicados al lutier de La Serena que proveyó los primeros instrumentos de la orquesta juvenil de Jorge Peña Hen y el tema dedicado a Villa Grimaldi; junto al bello paisaje musical de la costera ciudad de Rungue.
El Primer Festival Internacional “Orígenes” fue una cita de excelencia con las voces de todo un continente, que tuvo en sus intérpretes y canciones un merecido homenaje a Margot Loyola, la Maestra de Chile, en la música de raíz.

Todos los participantes agradecieron a la gestora cultural Ana Saladino, organizadora del evento, por su desempeño profesional y por su convocatoria a los artistas protagonistas del festival, un verdadero lujo de talento y emoción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here