Inicio Actualidad cultural El antiguo Cine Continental reabrirá sus puertas

El antiguo Cine Continental reabrirá sus puertas

Luego de infructuosos intentos de inauguraciones el Teatro Coliseo tendrá su apertura oficial el 4 de agosto con el concierto de Natiruts, banda de reggae brasileña.

0

Si bien el proceso de restauración del Teatro Coliseo se inició en mayo, hasta hace poco aún había técnicos trabajando en su instalación eléctrica, pues tras veinte años de funcionar como templo requirió de una serie de refacciones para su puesta a punto. Según la productora Transistor «estará listo para los próximos eventos que contempla su cartelera».

El recinto ubicado frente a La Moneda, cobra nueva vida y ya está habilitado para presentar su agenda cultural. La productora Transistor, recibió la aprobación de las autoridades para reabrir sus puertas.

El espacio se proyecta para funcionar como centro cultural, y como tal presentará obras de teatro, festivales, conciertos, entre otras actividades. Así lo expresa Leonardo Valeria, director de la productora  «Queremos hacer conciertos,traer exposiciones, traer danza, ciclos de teatro, festivales de cine. La ciudad no ofrece tantas alternativas culturales y la gente las está demandando» Sin embargo se comenzará con «propuestas musicales, de artistas tanto nacionales como internacionales con la idea que puedan realizar mas de una presentación…»

El teatro tiene una capacidad de hasta dos mil personas, y el dia 4 de agosto se celebrará la reapertura del recinto con la banda brasileña Natiruts y los japoneses One Ok Rock.

Algunos datos interesantes

El edificio que alberga a este «nuevo teatro»,  fue levantado sobre el lugar que ocupó la residencia de Rubén Darío en Chile (1886-1889) el insigne poeta nicaragüense.

En los años ’50s funcionaba allí el cine Continental donde en 1953 que estrenó «El Ladrón de Bagdad». También cabe recordar que a las últimas localidades (las más altas) se le llamaba «paraíso» pues «quedaban cerca del cielo». Otro recuerdo que trae este relato es que en la misma época las cintas (películas) eran transportadas de cine en cine por un sistema de bicicletistas coordinados y los ciclistas debían cargar sobre sus espaldas, las pesadas latas de aluminio conteniendo los rollos de las películas de 35 milímetros, creando un pintoresco espectáculo callejero.

Solo un lunar: el modelo de negocio considera el valor de las entradas entre 30.000 a 75.000 pesos chilenos.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here