La compañía de teatro Patogallina fue una de las favorecidos con un proyecto Fondart para trabajar durante todo el año 2018. Comenta su director: “Podremos concretar nuestro sueño y proyectarnos en diez comunas de Chile en lo que es nuestra pasión, el teatro de calle”. También se han adjudicado un fondo concursable para implementación y eso les permitirá montar “2118 – Geografía de la sangre”. El texto será creado a partir de un trabajo de investigación histórico encargado al escritor nacional Jorge Baradit. Desde ahí se generará el texto dramático, en una colaboración con la dramaturga Carla Zúñiga y el propio Erazo.

Así describe la compañía teatral las características fundamentales de la propuesta La Patogallina:

“Nuestro teatro está compuesto por ciertos elementos que juntos y por separados, significan los caminos que nos llevan al teatro educativo, de alto impacto energético y con la personalidad transgresora que nos caracteriza.

Las vértebras de nuestra columna teatral son:

  • La tradición del teatro popular y callejero.
  • Actuación basada en el teatro físico.
  • Construcción estética en imágenes poéticas.
  • Música en vivo
  • La tragicomedia.
  • Temáticas contingentes en su gran mayoría relacionadas directamente con la Historia de Chile.
  • Uso de espacios no convencionales.”

El primer trabajo permitirá al grupo continuar con su labor en la Escuela de Teatro de Calle Itinerante, cuyo objetivo es fomentar la creación del teatro de calle a partir de su método creativo y las técnicas especificas que caracterizan este formato, que tiene sus orígenes en la Antigua Grecia y tuvo gran relevancia en la lucha contra la dictadura en los años 80, con recordadas intervenciones en lugares como el Paseo Ahumada o el Barrio Bellavista. Será en talleres con actores y músicos, con 35 alumnos por taller.

Sobre el teatro callejero, dice Erazo: “Es un hecho teatral que ocurre en el espacio público”,  “Se hace cargo del espacio donde está, de su relación con el público, y utiliza una serie de elementos de la tradición y los nuevos lenguajes donde hay una enorme cantidad de formatos: pasacalles, obra estacionaria y sitio específico”.

Los talleres permitirán a la compañía compartir con estudiantes y profesionales sus 21 años de experiencia. El trabajo en las diez comunas además contempla la exhibición de su obra “Paloma ausente”, su homenaje a Violeta Parra, en lugares como Iquique, Concepción, Temuco, Punta Arenas y Chiloé.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here