Novelista, cronista y crítico implacable, a los 90 años el autor de Palomita blanca vive días de calma en Coquimbo, junto a su mujer, Rossana Pizarro. Si bien ya no escribe, lo hizo incansablemente desde muy joven. Lee, escucha música clásica y pasea por la playa. Y hoy, 14 de octubre, festeja su cumpleaños.

“Soy un soñador de la vida y un vividor del arte, un marginal muy pequeño burgués,
un inadaptado-adaptado, un católico en estado salvaje” Enrique Lafourcade

Enrique Lafourcade ha dedicado toda una vida a la literatura: “Un ejemplo de obstinación increíble”, según él mismo confiesa. Hoy, con más de ochenta años de edad, exhibe una obra cuantiosa y reconocida en toda Latinoamérica: más de dieciséis libros en prosa, crónicas y cuentos. A ello hay que sumar sus innumerables artículos de opinión publicados en los suplementos dominicales de El Mercurio y varias antologías de cuentos.

Lafourcade escribió uno de los libros más leídos en Chile: Palomita Blanca (1971), que constituye hoy un verdadero fenómeno editorial, con más de cuarenta ediciones y un millón de copias vendidas. Otras novelas que publicó en esta época fueron: La fiesta del rey Acab (1959)El príncipe y las ovejas (1961) y Novela de Navidad (1965), entre otras. Luego del éxito editorial de Palomita Blanca, Lafourcade escribió Salvador Allende (1973), novela que revive, mediante un monólogo interior, las últimas horas de vida del ex Presidente; durante la dictadura mantuvo una postura independiente, dando a conocer su opinión directa y sagaz. Por esos años, publicó algunas novelas alegóricas sobre la situación política chilena, como Adiós al Führer (1982), Terroristas (1984) y El gran taimado (1984).

Como afirma  Ridardo Baduell: “La obra de Enrique Lafourcade se encuentra cerrada desde 2004. Sin embargo, su vastedad todavía nos desborda. Parte de ella puede considerarse, además de por su valor literario, casi como un documento histórico del estado de la cultura durante una época de grandes mutaciones en el marco de una violencia singular: la del american way of life retratado de manera alucinatoria en Invención a dos voces, la satirizada en La fiesta del rey Acab o en El gran taimado, o la que amenaza y eventualmente estalla en el Chile socialista de Palomita blanca o En el fondo. Pero queda además un ejemplo que en toda época puede ser reivindicado y es digno de emulación: el de su atrevimiento, que le permitió sostener el difícil desafío al realismo burgués con que se iniciara hasta sus últimos libros y desarrollar así una ficción libre de estereotipos, o sea, capaz de crear sus propios arquetipos. Los lectores de hoy y mañana pueden seguir encontrando allí mundos cuya puerta no se abre en ninguna otra parte”.

1 Comentario

  1. Lafourcade un grade, acabo de terminar de leer Palomita Blanca y me entero de que el 19 re estrenan la película! entre sus obras, Buddha y la caja de Chocolates envenenados y Canción de Navidad son mis favoritas.
    Un abrazo a la distancia Don Enrique y feliz cumpleaños atrasado!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here