Mezcla explosiva de  musicalidad, encanto y delicada irreverencia,  podemos afirmar que estamos frente a una cantante cuya voz se destaca por poseer la alquimia precisa para abordar los pentagramas más sofisticados convirtiéndolos en propuestas seductoras. Gracias al juego entre los múltiples colores de su voz y los elegantes  trazos  de profunda ductilidad, Sofía Rei logra saltar entre géneros y estilos gracias a un trabajo vocal que involucra flexibilidad, delicadeza, sutileza, fuerza, audacia. Ella incorpora constantemente una singular riqueza de matices expresivos que logran  hacer realidad el reto de  musicalizar el aire imprimiéndole natural identidad.

Ha colaborado con artistas como John Zorn (actualmente con Mycale y el proyecto de la canción), Maria Schneider, Bobby McFerrin, Klezmatics, Myra Melford, Pedrito Martínez, Lionel Loueke, Guillermo Klein y Geoffrey Keezer (con quien ha ganado un Grammy Nominación al Mejor Álbum de Jazz Latino de 2009). Ella es también un miembro de la facultad de la universidad de Berklee de la música y del invernadero de Nueva Inglaterra.

Basándose en el éxito de su segundo lanzamiento Sube Azul, Sofía vuelve con el fascinante De Tierra y Oro (“De la Tierra y el Oro”). Ella describe el álbum como una serie de “vagabundeos filosóficos” Canciones que se basan en una amplia gama de influencias folclóricas de Sudamérica y sonidos vigorosamente modernos, con la poderosa voz de Rei en la vanguardia. Las texturas van de lo contemporáneo a lo tradicional: desde voces con capas y efectos, guitarras eléctricas, loops y ritmos a charangos bolivianos, arpas paraguayas, marimbas colombianas, bombos argentinas, cajones peruanos y más.

Sofía Rei cuenta historias que reflejan sus diversos viajes y experiencias. El álbum recibió dos premios independientes de música en la categoría de World Beat por Mejor Álbum y Mejor Canción en 2013 y ha aparecido en CNN, Niny Tiny Desk de NPR, Soundcheck de WNYC, The New York Times y muchos más.

Su música la ha llevado a todo el mundo a lugares y festivales como Carnegie Hall, el Lincoln Center, Blue Note, el Kennedy Center, el Chicago World Music Festival, el Montreal Jazz Festival, el Vancouver Jazz Festival, la Cité de la Musique, el Festival Iberoamericano de las Artes de Puerto Rico, Jazz del Mar del Norte, Barbican, Música Mundial de Panamá, Festival Internacional del Cajón y otros.

No caben dudas que la música comenzó con la voz al querer imitar sonidos de la naturaleza y como dice Julio Estrada (Mx), “la voz resume la historia de la música instrumental” Sofia recurre a ella con la convicción de “la importancia de la técnica vocal para crear un instrumento versátil que pueda saltar de un estilo a otro con rapidez” y agrega “Siempre me fascinaron las posibilidades infinitas que la voz tiene como instrumento.”

En tanto la voz es el instrumento musical primigenio,Sofía como docente (en Berklee College of Music -Boston, MA-)  enseña a sus alumnos “A comprender, cantar y escribir música con las habilidades de un instrumentista. Por eso incluyo en mi enseñanza improvisación, entrenamiento rítmico, composición y entrenamiento auditivo. Me encanta guiar a mis alumnos en el proceso de descubrir su personalidad musical. A entrenar su voz para que esta sea el instrumento de su imaginación”

Y es desde la voz, que, poniéndola una vez más en valor, alza su vuelo evocando a Violeta Parra, en un tributo sofisticado y lleno de emociones, una elaborada producción musical de alta gama en la que se puede vivenciar la siempre desafiante propuesta de Sofía. En “El Gavilán”  descubriremos cierta mixtura que invita a un viaje atemporal, donde pasado y futuro pugnan por reconfirmar la imagen de Violeta, presente, en poesía, textura y sensación sonora; esto lo logra conjugando melodías y armonías que se enlazan dentro de un contexto experimental, que es la esencia de su estilo y fuente para la recreación de sonoridades, en la música de Sofía Rei.

Ana Saladino

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here